lunes, noviembre 06, 2006

Un regreso: Nintendo presente nueva consola

"Veinte años después de que Nintendo fuera el rey del negocio de las consolas de videojuegos, la compañía está estancada en el tercer lugar, detrás de Sony Corp. y
Microsoft Corp.

Ahora, Nintendo trata de reinventar el mercado apuntando a una audiencia que aún no ha sido bien explotada: los mayores de 25 años. Con el lanzamiento de una nueva consola, llamada Wii, la compañía quiere centrarse en la simplicidad, más que en la potencia y en los gráficos veloces que han impulsado a sus rivales.

Nintendo, cuya sede está en Kioto, Japón, pretende ir más allá de los joysticks con muchos botones y sustituirlos por un innovador control que los jugadores mueven por el aire. Un jugador puede estar de pie e imitar el movimiento de lanzar una caña de pescar o golpear un revés con una raqueta de tenis y ver lo que pasa en su TV.

Si la arriesgada estrategia de Nintendo funciona, podría cuestionar una de las ideas más arraigadas en esta industria que mueve
US$17.000 millones al año: que el éxito está en las máquinas más rápidas y potentes, sea cual sea su precio. Así es como Sony ha llegado a dominar la industria desde 2000 con su PlayStation 2, una consola tan poderosa que el gobierno japonés llegó a temer que pudiera usarse para desarrollar armas avanzadas. En Estados Unidos, su aún más potente
PlayStation 3 debutará a fines de mes, una semana antes que la nueva consola de Nintendo.

Siguiendo el ejemplo de Apple Computer Inc., que se recuperó gracias a diseños sencillos como los de su computadora iMac y sus iPod,
Nintendo espera que su cambio de dirección hacia la simplicidad tenga un impacto tan positivo en el mercado como lo suelen tener los chips más veloces.
Pese a su tercer puesto, la empresa registró ganancias de US$841 millones y ventas de US$4.350 millones en su último año fiscal. Espera que su nuevo sistema y sus juegos sean rentables en un año.

Sony y Microsoft, en cambio, han gastado miles de millones de dólares en su próxima generación de consolas y, por ahora, con pocos retornos. Los juegos de Sony generaron ganancias de US$75 millones sobre una facturación de US$8.190 millones en el año fiscal que finalizó en marzo. Por su parte, Microsoft aún no ha ganado ni un centavo con su Xbox, según analistas.

Sin embargo, Nintendo se encuentra en una posición delicada. Uno de sus retos será no perder en su apuesta por la simplicidad a los fanáticos de los videojuegos que ansían poder, velocidad y las complicaciones de los juegos de alta tecnología.

Mientras muchos ejecutivos y analistas aseguran que la nueva consola podría impulsar a Nintendo por encima de su actual participación de mercado de 15%, algunos advierten que le falta la profundidad tecnológica de sus rivales.

Una posible ventaja para Nintendo es su precio. Su consola Wii se venderá en EE.UU. a un precio de US$250, frente a US$499 por la
Play-Station 3 o US$299 por la Xbox 360. Aún así, los precios en Latinoamérica pueden variar según el país. A diferencia de los gigantes tecnológicos con los que compite, las raíces de Nintendo están en los juegos. Fundada en 1889 como una fabricante de juegos de cartas japonesas, se convirtió en una fabricante de videojuegos en los años 70.

Su momento de gloria llegó en los 80 con su Nintendo Entertainment
System, que se convirtió en la pionera de las consolas sofisticadas. Pero hacia 2001, la empresa ya enfrentaba la feroz competencia de Sony y Microsoft, que conquistaron el mercado con juegos más violentos como Grand Theft Auto. Hiroshi Yamauchi, presidente ejecutivo de la compañía en 2001, decidió mantenerse al margen de esta tendencia.

Su sucesor, Satory Iwata, que asumió la presidencia en 2002, siguió en esa línea. Tras múltiples pruebas con videojuegos en desarrollo y escuchar los comentarios de los jugadores, llegó a la conclusión de que los juegos se estaban volviendo demasiado intimidantes y difíciles.

Mientras Sony y Microsoft seguían compitiendo por desarrollar una máquina aún más potente (ninguna de las dos ha revelado cuánto ha gastado en su diseño, pero Sony ha dicho que ha gastado US1.800 millones sólo en el chip de procesamiento para su Play-Station 3), a Yamauchi se le ocurrió la idea de contraatacar con una consola más simple.

Con la Wii lista para su estreno, Nintendo está perfeccionando su estrategia para conquistar a sus nuevas audiencias. Un ejemplo: patrocina fiestas privadas en casas de voluntarios. Hace poco, en un suburbio de Kansas, Karlyle Weatherford saltaba y golpeaba el aire enfrente del televisor. Tras derrotar implacablemente a su marido, esta madre dijo estar encantada con el juego, pese a que reconoció que nunca se sintió tentada a utilizar la Xbox 360 con la juegan su marido y sus hijos." (el nacional)

0 Aportes al review:

Publicar un comentario

Vínculos a este review:

Crear un vínculo

<< Home