martes, octubre 17, 2006

La regulación al ciberespacio: estudian propuesta de Constitución para Internet

"Crear una constitución del ciberespacio es la tarea que tiene por cumplir la humanidad en los próximos años o décadas. Al menos así lo piensa el profesor español y experto en derecho informático Emilio Suñé Llinás, quien visitará Colombia la próxima semana.

La constitución que ha imaginado Suñé debería ser aprobada mediante referendo mundial con voto digital y establecería el marco legal en el que operaría lo que él ha llamado “el gobierno del ciberespacio”, una entidad no estatal y sin territorio. En ella podrían participar partidos políticos internacionalmente federados y se complementaría con una Declaración de Derechos del Ciberespacio.

La idea, que puede parecer descabellada o soñadora para muchos, para Suñé, director del posgrado de Derecho Informático de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del Centro Internacional de Informática y Derecho, nace porque “la economía, la cultura y la política son realidades que hoy ocurren principalmente en el mundo del ciberepacio. La humanidad debe generar esta constitución, democrática y basada en la razón, que prevenga y enfrente la dominación de ese nuevo espacio que pertenece a todos”.

Ciberpiratas

La propuesta de una carta política mundial surge, entre otras razones, como respuesta al actual derecho de propiedad intelectual. Un esquema jurídico que para gran parte de los usuarios de las tecnologías electrónicas resulta antidemocrático y no goza de consenso ni resuelve los conflictos que se están viviendo en el planeta virtual.

Según lo explica el profesor Suñé, “se intenta criminalizar a los usuarios del ciberespacio llamándoles piratas, cuando las más de las veces lo que hacen es ejercer el derecho fundamental de acceso a la cultura, a través de la legítima institución de la copia privada”. Es decir, una persecución de piratas y corsarios, como en tiempos de la conquista de América, se desarrolla en la web y por ahora nada podrá detenerla.

En este sentido, explica Suñé, el derecho de autor se ha convertido en derecho de las grandes corporaciones de la industria de la información y de la industria del ocio, para infortunio del derecho a acceder a la cultura de la gran población.

Gran Hermano

Otro de los problemas que tendría que abordar la constitución es el de la protección de datos. “Como ya he dicho en otras ocasiones, el Gran Hermano de George Orwell se queda corto en relación con las posibilidades actuales de la tecnología. Hoy las cosas son más sutiles... y mucho más peligrosas”, explicó Suñé.

El catedrático se refiere a situaciones como la que se presentó con la empresa Intel hace unos años, al anunciar que los procesadores Pentium III podrían ser controlados mediante un código identificativo único. La propuesta generó un profundo malestar entre la comunidad internauta, que rápidamente se percató de lo que aquello significaba. Un procesador con un código así le habría permitido a la empresa una auténtica identificación de cada uno de sus usuarios. Las protestas obligaron a Intel a retroceder en sus aspiraciones.

La lista de tecnologías para controlar información y datos personales a través de internet es larga: cookies, rastros de cliqueo o clickstream, sistemas de espionaje global como Echelon y Carnivore, el comando ping, sniffers, entre otros.

El objetivo de la mayoría de estos desarrollos inteligentes no es otro que captar y acumular información sobre los usuarios de internet, que les permite a las empresas conformar gigantescas bases de datos sobre el comportamiento de los cibernautas. Otros, simplemente operan como “ladrones”. Es el caso de los sniffers, programas diseñados para “olfatear”, como su nombre lo indica, secuencias de dígitos que se parezcan a las de tarjetas de crédito, para realizar transacciones fraudulentas en la red.

Para el experto español, “hoy la protección de datos personales en internet está condicionada por la inseguridad de la red que propicia la captación de datos personales, en los que están interesados importantes empresas multinacionales, así como estados que tienen interés en controlar lo que circula por internet”.

La constitución política para el ciberespacio por ahora no es más que el sueño de algunos expertos y entusiastas de la libertad cibernética. Pero ese parece el destino de las constituciones democráticas, comenzar como el sueño de unos pocos." (el espectador)

1 Aportes al review:

OpenID inza comentó...

Hay más gente que opina así.

Emilio Suñé ha preparado tres documentos de interés:

1.- Declaración de Derechos del Ciberespacio
2.- La Constitución del Ciberespacio
3.- Manifiesto para una Nueva Ilustración

Están accesibles en http://www.ieid.org

4:26 a. m.  

Publicar un comentario

Vínculos a este review:

Crear un vínculo

<< Home